Janice Zengotita Torres tenía 42 años. Se había mudado a Florida con su familia huyendo del devastador Huracán María. Fue asesinada el pasado 8 de enero por otros puertorriqueños que también escaparon del devastador fenómeno climático

Janice Zengotita Torres tenía 42 años. Se había mudado a Florida con su familia huyendo del devastador Huracán María. Fue asesinada el pasado 8 de enero por otros puertorriqueños que también escaparon del devastador fenómeno climático

Ishmar Marie López Ramos estaba enamorada. Profundamente enamorada. Enfermizamente enamorada. A tal punto que no toleró saber que su objeto de pasión mantenía una relación con otra mujer. La flamante residente de 35 años de Kissimmee, Florida ideó entonces un plan. Uno siniestro y poco inteligente: en lugar de conquistarlo decidió asesinar al otro extremo de triángulo; liquidar a la competencia.

Pero sabía que no podría llevar adelante su cometido sin la ayuda indispensable de dos de sus amigos. Fue por ello que Alexis Ramos Rivera y Glorianmarie Quiñones Montes (ambos de 22 de años) decidieron contribuir con la macabra misión de amor.

Con información básica, Ramos Rivera y Quiñones Montes el 8 de enero pasado fueron hacia un centro comercial de aquella ciudad a esperar a una de las empleadas de Ross Dress for Less. Según los datos recogidos y transmitidos por López Ramos, la mujer respondía a ciertas características inconfundibles. Esperaron horas en el aparcamiento hasta que la noche cayó.

Siguieron a la víctima hasta su apartamento, donde la sorprendieron y la ingresaron a su vehículo. La obligaron a sustraer dinero de un cajero automático ATM y luego la llevaron a otra vivienda donde estaba el cerebro del plan, López Ramos. Allí, ella les informó la mala noticia: no era la persona que buscaban. Era demasiado tarde, pensaron, y continuaron con su plan para asesinarla, creyendo que su situación ya estaba jugada.

Alexis Ramos Rivera (22 años), Ishnar López Ramos (35 años) y Glorianmarie Quiñones Montes (22 años), fueron los asesinos de Janice Zengotita

Alexis Ramos Rivera (22 años), Ishnar López Ramos (35 años) y Glorianmarie Quiñones Montes (22 años), fueron los asesinos de Janice Zengotita

A una hora y media de allí, en Ormond Beach, menos de 12 horas después, el cuerpo sin vida de Janice Zengotita Torres (42 años) fue encontrado en un área despoblada. Estaba atada con correas de plástico y tenía una bolsa en la cabeza con la que había sido asfixiada hasta su desesperante muerte. Sus asesinos también la golpearon en todo el cuerpo.

El viernes pasado los tres sospechosos fueron detenidos en conexión con el crimen. Confesaron su autoría de inmediato. En una conferencia de prensa ofrecida el domingo por el sheriff del Condado de OsceolaRuss Gibson, se indicó que el asesinato fue planificado por los tres delincuentes por suponer que la víctima era la tercera de un “triángulo amoroso“.

Según confirmó Gibson, Zengotita Torres -madre de un joven de 14 años, casada y recientemente mudada a Estados Unidos desde su Puerto Rico natal tras el paso del huracán María– no era la mujer que buscaban. “La víctima fue erróneamente -de nuevo, erróneamente- señalada y asesinada. Esta mujer perdió su vida por ninguna razón. Esta madre, esta esposa, esta hija… por ninguna razón“, indicó el sheriff en contacto con la prensa.

Las fichas personales de los homicidas puertorriqueños

Las fichas personales de los homicidas puertorriqueños

Janice Zengotita había llegado a Puerto Rico luego del paso de María. Fue asesinada por error por un trío de compatriotas que también se mudaron a Florida tras el devastador huracán

Janice Zengotita había llegado a Puerto Rico luego del paso de María. Fue asesinada por error por un trío de compatriotas que también se mudaron a Florida tras el devastador huracán

Pero no sólo Zengotita Torres era de Puerto Rico. Sus victimarios también. Tras perderlo todo, se habían trasladado a Florida luego del devastador huracán María por la isla. Todos lo perdieron todo y se mudaron a Estados Unidos en busca de una nueva vida. De comenzar de nuevo. En diciembre, los tres sospechosos habían arribado al país. Menos de un mes después, ya habían cometido un homicidio.

Las autoridades pudieron dar con los criminales por un error increíble. Luego de asesinar a Zengotita Torres continuaron utilizando durante varios días su tarjeta ATM para sustraer dinero y comprar objetos, creyendo que no habría rastro de sus transacciones.

El asesinato de la mujer impactó en la amplia comunidad puertorriqueña de Florida, ya golpeada por el huracán y nuevamente perseguida por su fantasma aún cuando están lejos y el tiempo parecía haber quedado atrás. Muchos de los miembros de ese grupo inmigrante reclaman la pena de muerte para los homicidas. El republicano Bob Cortes indicó al diario El Nuevo Día de Puerto Rico, que le pedirá al gobernador que le asigne el caso a algún fiscal que busque aplicar la pena capital al triángulo asesino.